La segunda de una serie de acciones que buscan llamar la atención sobre las condiciones de iluminación nocturna en Caracas. Más allá de detalles cuantitativos (cuántas luminarias funcionan, cuántas están fuera de servicio), está la cualidad de esa iluminación, la posibilidad de generar matices. Acá unos ejercicios por los lados de Chacao, Bello Campo y La Cruz.

 

Fotos cortesía de Ivonne Velasco (ivovelasco)

Videomapping detrás del edificio de CANTV Chacao. La policía intenta disolver (sin éxito) la acción.

Las Hel‘manas, Constanza y Fernanda Cegarra, dando una serenata en la calle José Félix Sosa

Jaime Cruz, coordinador del Taller Permanente de Acciones Lumínicas y Cheo Carvajal, director del Observatorio de la Noche, ambos parte de Ciudad Laboratorio

Retratos debajo del “Paraluz Plus”

Performance de Stayfree delante de Electrónica Chacao, en la esquina (muy iluminada) entre las avenidas Francisco de Miranda y principal de Bello Campo

La policía de Chacao detuvo momentáneamente el performance. Esa inútil pretensión de querer controlar todo, incluso el arte efímero en la calle.

La acción de videomapping contó con fotografías de Zeinab Rebeca Bullhossen y Carlos Ancheta (@carlos_ancheta), y fue producida por Eduardo Burger (@eduardoburger33)

 

Constanza y Fernanda bajo los paraguas de luz, el “Paraluz Plus”

Fernanda Cegarra

Constanza Cegarra

Retratos debajo del “Paraluz Plus”, herramienta para usar bajo luz nocturna extrema y también en ausencia de esta.

Stayfree repitió el performance porque dijo que si lo había hecho en la avenida Francisco de Miranda, su barrio (La Cruz) también lo merecía. Él se crió aquí, en este singular barrio que le da vida a Bello Campo.

Niñas y niños del barrio participan de la sesión de fotos bajo los paraguas con luces de colores